IMG_1383

Un mundo de pensamiento visible

In Catalejo by Jose PeinadoLeave a Comment

El cantante Peter Gabriel (ex Génesis) es uno de los contribuyentes a las respuestas de la pregunta anual de Edge.org de 2016: ¿Cuál es la noticia científica reciente más relevante? ¿Por qué?. Para Gabriel, el avance de los sistemas de escaneo cerebral hasta el punto de traducir en imágenes los pensamientos humanos, supondrá uno de los saltos evolutivos más relevantes de la humanidad que revolucionará la manera que tenemos de relacionarnos y comportarnos. Que estos sistemas puedan adquirirse como electrónica de consumo asequible para la mayoría en una década, convertirán en realidad una idea que parece de ciencia ficción. Las consecuencias éticas y cómo manejaremos esta nueva realidad serán un nuevo reto para la especie.

Pinchando en el siguiente enlace puedes ver la respuesta de Gabriel en edge.org. A continuación la traducción al castellano.


En el desarrollo de los sistemas de escáner cerebral, parece inevitable que la confluencia de un costo decreciente (de producción) y un aumento de la resolución, potencia y poder de las computadoras que los realizan nos conducen a un punto en el que nuestro propio pensamiento podría ser visible, descargable y compartido.

Fue la noticia de que los escáneres cerebrales están empezando a desarrollarse a niveles de precios asequibles a cualquier consumidor lo que me obsesionó el año pasado. A través del trabajo de Mary Lou Jepsen (una ejecutiva de referencia en el sector de las empresas que desarrollan sistemas computacionales de todo tipo; nota Thebookhunter) me introduje en el mundo de los dispositivos de lectura del cerebro y su potencial. Pude comprobar cómo se generan patrones a través de la observación de sucesiones de vídeos tomados durante lecturas cerebrales, de todo tipo, y cómo proporcionan elementos fundamentales que pueden traducir el pensamiento en imágenes. Un punto de partida fue el trabajo iniciado en el laboratorio de Jack Gallant en UC Berkeley en 2011, que demostraba que los patrones de actividad cerebral de los escáneres de IMR( imagen de resonancia magnética) mientras un sujeto veía un surtido de vídeos, permitía que los pensamientos que experimentaba fueran traducidos en imágenes digitales.

Grabar cada vez más imágenes y patrones cerebrales, aumenta el vocabulario en el diccionario visual del pensamiento de un individuo. La precisión aumenta mucho con la cantidad y calidad de los datos, gracias especialmente a los algoritmos de descodificación. Jepsen me ha persuadido de que este hito es alcanzable en una década, con parámetros de coste de electrónica de consumo en una forma que atraerá a los que no son científicos, es decir, al público en general. Las actuales y laboriosas técnicas de los gigantescos sistemas de miles de millones de dólares que se basan en campos magnéticos, serán reemplazadas por técnicas ópticas en las que las ventajas de la electrónica de consumo (y la economía de escala) pueden realmente alcanzarse; el poder de los algoritmos de la Inteligencia Artifical hará el resto. Este futuro de ciencia ficción no solo es posible, sino que debido a los enormes beneficios potenciales, inevitablemente se conseguirá.

Por lo tanto, henos aquí: nuestros pensamientos están a punto de dar un salto de nuestras cabezas, desde nuestros cerebros al ordenador, a Internet y al mundo. Estamos entrando en la Era del Pensamiento Visible (y Audible). Esto seguramente afectará a la vida humana tan profundamente como cualquier tecnología que nuestra imaginación ha desarrollado o como cualquier avance evolutivo anterior.

La esencia de lo que somos está contenida en nuestros pensamientos y recuerdos, los cuales están a punto de ser abiertos como latas y vertidos al mundo. Los escáneres económicamente asequibles nos permitirían a todos mostrar nuestros propios pensamientos y acceder a los de otros que hacen lo mismo. Las consecuencias y la ética de eso apenas se han considerado.

Me imagino a los pioneros de esta investigación  disfrutando de un embriagador cóctel de anticipación y presentimiento, de alegría y temor, de saber los cambios fundamentales que provocará  y los peligros que estas invenciones podrían crear. Nuestra tarea es asegurar que no se sientan solos o ignorados.

Se rumorea que uno de los gigantes empresariales de la tecnología ya se ha retirado de la exploración y el desarrollo de la lectura cerebral a través de la “visualización” de los pensamientos, aparentemente por temor a las repercusiones potencialmente negativas y la controversia en torno a la privacidad (*). La aparición de este conjunto de tecnologías tendrá un enorme impacto en la manera de vivir y en la forma que tenemos de interactuar, ya que podremos transformar claramente, positiva y negativamente, nuestras relaciones, aspiraciones, trabajo, creatividad o las técnicas de obtención de información. Aquellos que no están cómodos nadando en estas aguas transparentes no van a prosperar. Tal vez tendremos que crear “clases de natación” que nos enseñen  cómo sentirnos cómodos  al ser “visibles”, honestos y expuestos, que podamos estar dispuestos a flotar y navegar en estas aguas del pensamiento visible.
¿Qué más sucede en un Mundo de Pensamiento Visible?.

Una diferencia importante es que a medida que el pensamiento se acerca a la acción, con ciclos de retroalimentación más cortos que aceleran el cambio, las escalas de tiempo se derrumban y la acogedora manta de seguridad de una lentitud familiar se evapora. Así, un viaje para mi abuelo de Londres a Nueva York se redujo en mi generación de unas peligrosas tres semanas a unas lujosas tres horas volando en el Concorde. Del mismo modo, conectar el pensamiento directamente con el mundo material eliminará la comodidad del retraso temporal. Si miro al exterior, a las calles, los edificios, los coches, sólo estoy mirando el pensamiento convertido en materia, la idea en su forma material. Con la impresión 3D y la robótica, todo ese proceso puede llegar a ser casi instantáneo.

El último año ha sido testigo de robots que construyen puentes y casas, porque actualmente trabajan con planos 3D. Pronto, podremos conectar al arquitecto directamente y con un poco de afinación, ver sus últimos pensamientos impresos y reunidos en un edificio ese mismo día. Lo mismo ocurre con el cine, la música y cualquier otro proceso creativo. Las barreras entre la imaginación y la realidad están a punto de estallar. ¿Lo ignoramos o nos atrevemos en la construcción de un arca como Noé? Ojo que viene la inundación…


(*) En relación al rumor que menciona Peter Gabriel  -y desconociendo sus fuentes- me extraña que uno de los gigantes empresariales haya desistido de seguir investigando un sistema que puede reportarle muchos beneficios y más monopolio porque de repente ha tenido problemas “éticos” referente a la privacidad…