IMG_1442

La edad ya no importa

In Catalejo by Jose PeinadoLeave a Comment

El primer síntoma de que te estás haciendo viejo es cuando dices cosas como “nunca me he sentido tan joven“. Dice el escritor Fernando Savater que “a diferencia de la vejez, que siempre está de más, lo característico de la juventud es que siempre está de moda”. Me parece muy oportuna esa afirmación para resumir la percepción que hoy en día se tiene sobre qué es ser joven y qué es ser mayor, en una sociedad de consumo donde todo es inmediato y las cosas pasan de moda con facilidad, entre ellas no ser o parecer joven. La línea que separaba la juventud de la vejez nunca ha estado más difusa, no fisiológicamente porque sigue siendo inevitable,  pero son los hábitos y costumbres los que están moldeando una nueva manera de entender la vida y por tanto de percibirse o ser percibido como joven o viejo.

El artículo La edad ya no importa ¿avance social o solo miedo a la vejez? en el diario argentino La Nación ahonda un poco en esta nueva resistencia a envejecer. Pincha para leerlo aquí

La juventud es sinónimo de frescura, espontaneidad, diversión y atrevimiento. A nadie le gusta dejar eso atrás. El paso del tiempo templa el ánimo, se aprende de la experiencia y la madurez ubica preferencias y decisiones con el sentido común que dictan las circunstancias de cada uno. Porque como escribió Jardiel Poncela “la juventud es un defecto que se corrige con el tiempo”, aunque se quiera mantener en espíritu toda la vida.